La Creatividad

La creatividad es una competencia, una capacidad en el ser humano. Cada uno de nosotros nacemos con diferentes niveles en ésta y otras capacidades, que puede ser estimulada o no, por lo que puede ser desarrollada y mejorada como el resto de las capacidades humanas.

Así podemos afirmar que es la habilidad que posee un individuo de aportar respuestas, soluciones alternativas para superar una dificultad, un reto. Cuanto mayor sea nuestra capacidad de respuesta, mayores posibilidades tendremos de lograr superar el reto y de lograr nuestro objetivo.

Muy por el contrario a lo que muchos piensan, la creatividad no es exclusiva del ámbito artístico, está presente en todos los ámbitos de conocimiento y profesionales.

Vivimos tiempos difíciles y todos sabemos que la supervivencia de un individuo, frente a un medio que le es hostil, depende de su asociación en grupos de la misma especie, de su corporativismo, de la colaboración entre sus miembros.

La Creatividad nace del instinto de supervivencia y del individual compromiso para garantizar la especie, como respuesta a la superación de un desafío que la pone en peligro de extinción.

En los albores de la especie humana, la creación de las primeras representaciones artísticas realizadas en el paleolítico, la pintura rupestre, surge con un sentido muy por encima del puramente estético pues se les confiere un sentido mágico: Representar la realidad era un modo de cautivarla, de hacerla suya y así favorecer la captura del alimento, primer y más básico fundamento, para garantizar la continuidad del grupo. Este hecho pone de manifiesto el gran hallazgo del componente emocional en la inteligencia humana derivado de su grado de responsabilidad y compromiso.

Ejercicios para potenciar nuestra creatividad existen muchos y variados, fáciles de hallar en cualquier manual sobre el tema, pero lo fundamental, en mi humilde opinión, es asumir los retos para lo que tenemos que estar dispuestos a invertir nuestro personal esfuerzo con constancia. Es éste el único modo que conozco para lograr superar las dificultades y ofrecer soluciones.

* En 1914, María Luisa Alemany Rodríguez a los once años soñaba con hacer cine. Así pasaba largas horas en soledad jugando a experimentar. Esta fotografía de niñas tomadas de la mano formando un corro es una magnífica y lograda ilusión creada por ella a partir de su propia imagen reflejada en varios espejos.

© ®

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

María José Aguilar

María José Aguilar nace en 1964 en la ciudad de Sevilla, España.

Desde su más temprana edad manifiesta inclinaciones y dotes artísticas.

Crece admirando a los grandes maestros de la Historia de la Pintura, especialmente a los pintores barrocos españoles como Murillo, Velázquez, Zurbarán, Valdés Leal ... que ejercerán sobre ella una primera y gran influencia.

Novedades en el Blog

Tweets

Contacto

María José Aguilar Gutiérrez 

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.