Leyendo unas cartas viejas

Un paseo por los, quizá olvidados, rincones del alma.

leyendo-unas-cartas-viejas

 

Leyendo unas cartas viejas, 1999.

Óleo sobre tabla

146 x 114 cm

 

Comentario

 

Rememorar la serenidad que nos aporta la contemplación de lo que ya pasó, desde la intimidad más intransferible a través de una carta, es la esencia de esta obra, inspirada en el soneto del poeta portuense José Luis Tejada Peluffo ( 1927 - 1988 ) a cuya memoria está dedicada.

 

Audio Soneto

 

Voz: Maria José Aguilar

 



Soneto

       

LEYENDO UNAS CARTAS VIEJAS

 

El corazón aquí y aquí se estuvo...
Y aquí también ... Y aquí. ¡ Qué hartón de vida
tirada por los bordes desta herida
en que otro corazón que me sostuvo !
Recuerdo arriba, adentro, me entro, subo,
leyendo, yendo en letra conocida
por un ayer que se me desolvida
hiriendo en desandar cuanto se anduvo.
Aquí se tuvo el querezón y pace,
cordial, cárdeno eral de sangre y yace
sobre, bajo este trebolar, defunto.
Una carta, el vivir, nunca acabada,
entinta, veniazul, desaforada,
que data y firma Dios y pone punto.

 

Enero 1952
José Luis Tejada Peluffo  
“Para andar conmigo”. Madrid. Adonais 1962.

 

Proyecto

 

El imparable avance de las nuevas tecnologías nos ha conducido al desuso de la carta manuscrita para establecer la comunicación interpersonal.


La pintura y la poesía se unen en este proyecto para evocar el innegable valor de una carta manuscrita, no sólo como documento histórico sino como insustituible portadora de un mundo lírico, rico en las más íntimas sensaciones y emociones, determinantes en nuestra existencia.         

 

Los cuadros se pintan desde el corazón, se ordenan en la cabeza para después batallar con la torpeza de la mano, con la falta de oficio para materializarlos.

Leyendo unas cartas viejas es el resultado de un cúmulo de nostalgias. Nostalgia de olor a pueblo marítimo gaditano despertando mis sentidos, olor a mar, a barrica y vino impregnando sus calles, calles que recuerdan un colonial pasado.

Se bambolean mis pensamientos, como los veleros posados en el Guadalete en su camino hacia el mar, con su peculiar e incesante tintineo mezclado con el graznido de las gaviotas.

 

leer más

 

© ®

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Escribir un comentario

María José Aguilar

María José Aguilar nace en 1964 en la ciudad de Sevilla, España.

Desde su más temprana edad manifiesta inclinaciones y dotes artísticas.

Crece admirando a los grandes maestros de la Historia de la Pintura, especialmente a los pintores barrocos españoles como Murillo, Velázquez, Zurbarán, Valdés Leal ... que ejercerán sobre ella una primera y gran influencia.

Novedades en el Blog

Tweets

Contacto

María José Aguilar Gutiérrez 

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.