Alhambra

El agua es vida y riqueza.

 

Alhambra, 2002.

Óleo sobre tabla

70 x 50 cm

 

Comentario

 

Una mujer sostiene entre las manos una tinaja de barro cocido que apoya sobre su cadera. Más atrás, desde las ventanas del Palacio del Generalife se divisa La Alhambra, cuya existencia no podría explicarse sin valorar el elemento que le dió razón de ser: el agua..

 

El agua del río Darro logró llegar a la colina de la Alhambra gracias a un sofisticado sistema hidraúlico cuya principal arteria era la Acequia Real, situada en los jardines del Generalife. Esta finca, extramuros de las murallas que comprenden el gran conjunto arquitectónico de la Alhambra, fue residencia de recreo para los sultanes nazaríes y de explotación agrícola. Desde su emplazamiento se logró, junto con una secundaria red de acequias menores ayudadas de norias y depósitos, hacer posible la transformación de estas tierras en un verdadero y refrescante vergel, con una permanente presencia, visual y sonora, del agua de albercas y fuentes en patios y jardines para el disfrute de los sentidos.

 

El agua es símbolo de riqueza y de vida. Los árabes siempre supieron valorarla adecuadamente, debido a que el desierto forma parte de su habitat natural.

 

© ®

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Escribir un comentario

María José Aguilar

María José Aguilar nace en 1964 en la ciudad de Sevilla, España.

Desde su más temprana edad manifiesta inclinaciones y dotes artísticas.

Crece admirando a los grandes maestros de la Historia de la Pintura, especialmente a los pintores barrocos españoles como Murillo, Velázquez, Zurbarán, Valdés Leal ... que ejercerán sobre ella una primera y gran influencia.

Novedades en el Blog

Tweets

Contacto

María José Aguilar Gutiérrez 

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.