Carta de Juan Valdés

Juan Valdés 
Pintor 
Profesor de Teoría del Color
Sevilla, Octubre 2009

Ser cómplice de tus sueños pictóricos me es de una complacencia grandísima. Ser receptor de tus ideas  artísticas y de tus ansias por lograr esa meta utópica, inalcanzable de la perfección por el trabajo bien  hecho, por hallar la máxima aproximación entre lo soñado y su realización en esa lucha con uno mismo y en la que estamos unidos todos los que nos dedicamos a lograr el desarrollo de una quimérica idea para convertirla en distintos conceptos artísticos, en oníricas elucubraciones y creaciones plásticas expresadas con un pincel. El poder retener un instante de ese sueño, eso, es un DON que recibimos DE  DIOS. Es tan selective, precioso y preciso que lo utilizamos como un tesoro en nuestro quehacer diario.

Nos es imposible compartirlo con nada ni con nadie, sobre todo al argumentar la idea que nos viene, su maduración, la elaboración de la misma y su complicado y a veces masoquista desarrollo. ¡Cuánta pelea con nosotros mismos y con el cuadro que tenemos delante! ¡Cuánto morboso masoquismo entre el  sufrimiento de los obstáculos que se nos presentan y las dificultades que se nos plantean! Pero ¡Cuánto gozo conllevan esos íntimos momentos y ese egoíta placer!

María José tienes en tus manos muy buenos mimbres (como te decía alguien). No necesitas más. Tienes  oficio, tienes buena técnica, te sobra buen gusto, sabes transmitir y expresar con tus pinceles lo que piensa tu cerebro, al que añades los sentimientos del corazón. Se tú misma con esos maravillosos y consistentes mimbres, deja volar tus sueños e imaginación ponderosa y crea: “El poderoso no es el que hiere o destruye sino el que sabe crear y construir”.

Tu pintura preciosista y firme, con un encanto envolvente como tu persona, acaricia mis sentimientos al  escribirte estas letras, alegra mi vista y me contagia de tus sueños…”Alhambra”, “Triana” y sobre todo tus “Pensamientos”. Obras con el valor añadido de tu desnudez personal ante el mundo, con tu pintura como bandera de fuerte simbolismo, sin concesión al amparo de cualquier veleidad estética y que llega  a una madurez y compromiso, rompiendo ataduras influyentes que te dejan ya sola, a las puertas del campo de la maestría, llevándote por la belleza de la pintura y asentada por tu inteligencia.

Decía Ortega y Gasset: “la Belleza atrae, la inteligencia engancha y la ignorancia aburre”. Así mismo lleva contigo: “El hombre sabio busca lo que desea en su interior, el no sabio lo busca en los demás”.

¡Pinta, pinta María José, pinta, vuela…y vuela, pinta y sueña en el infinito cielo de tus sueños!

 

© ®

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

María José Aguilar

María José Aguilar nace en 1964 en la ciudad de Sevilla, España.

Desde su más temprana edad manifiesta inclinaciones y dotes artísticas.

Crece admirando a los grandes maestros de la Historia de la Pintura, especialmente a los pintores barrocos españoles como Murillo, Velázquez, Zurbarán, Valdés Leal ... que ejercerán sobre ella una primera y gran influencia.

Novedades en el Blog

Tweets

Contacto

María José Aguilar Gutiérrez 

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.