Realismo Simbólico

Un movimiento pictórico como método de análisis de nuestra realidad más próxima, para alcanzar la verdad que se  esconde detrás de engañosas apariencias.

La acuñación de este término para definir el estilo de mi producción pictórica, se debe al hecho de que la aparición de determinados elementos en cada obra no son fortuitos, por el contrario, éstos responden a una previa selección para ejercer como meras claves de un lenguaje interno y propio que conducen a descifrar un mensaje que quiere ir más allá de la amable contemplación estética.

De este modo, las hojas secas simbolizan el inexorable paso del tiempo, la finitud de lo terreno, fehaciente resultado de una importante influencia barroca. Este concepto se repite en varias obras, por ejemplo: "Presentimiento", "Leyendo unas cartas viejas" o "Soledad musicada".

En el cuadro titulado "Rosa", nombre anecdóticamente real de la modelo, la rosa deshojada, no sólo representa la feminidad, la inocencia perdida, sino que responde a la conocida frase del poeta Federico García Lorca: "La juventud es rosa que se muere". Simboliza lo masculino la planta que aparece al fondo a la derecha, popularmente conocida como Costilla de Adán.

 

© ®

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

María José Aguilar

María José Aguilar nace en 1964 en la ciudad de Sevilla, España.

Desde su más temprana edad manifiesta inclinaciones y dotes artísticas.

Crece admirando a los grandes maestros de la Historia de la Pintura, especialmente a los pintores barrocos españoles como Murillo, Velázquez, Zurbarán, Valdés Leal ... que ejercerán sobre ella una primera y gran influencia.

Novedades en el Blog

Tweets

Contacto

María José Aguilar Gutiérrez 

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.